10
jul
09

Vacunas: las verdaderas armas de destruccion masiva


Por Rebecca Carley, M.D.

Traducción de Trinity a Tierra

“Una verdad básica puede ser empleada como la base para una montaña de mentiras, y si escarbamos bien en la montaña de mentiras, y rescatamos la verdad para ponerla encima de la montaña de mentiras, toda la montaña entera de mentiras se vendrá abajo por el peso de la verdad. No hay nada más devastador para una estructura de mentiras que la revelación de la verdad sobre la que fue construida una estructura de mentiras, porque las ondas expansivas de la revelación de la verdad reverberan y continúan reverberando por toda la Tierra durante generaciones, despertando incluso a aquellos que no tenían ningún deseo de ser despertados a la verdad”

Delamar Duvaris escrito en el prefacio de “Behold the Pale Horse” de W. Cooper

La verdad básica, que ha servido de base para la montaña de mentiras conocida como “vacunación”, ha sido la observación de que los mamíferos que se recuperan de las infecciones de microorganismos, adquieren inmunidad natural de infecciones posteriores. Cuando las células T (las células que matan a los virus, bacterias y células cancerosas y que confiere la inmunidad celular) y las células B (anticuerpos que producen células que confieren la inmunidad humoral) son activadas por varias substancias extrañas al cuerpo llamadas “antígenos”, algunas de las células B y T se convierten en células con memoria. De esa forma, cuando el individuo se encuentra con ese mismo antígeno, el sistema inmunitario puede rápidamente activar una cascada de reacciones (del sistema humoral y celular) para demolerlo. Este es el proceso conocido como “inmunidad”.


celular1

Esta verdad dio fruto a la CREENCIA (Nota Trinity; be LIE f en inglés, tiene la palabra LIE en el medio, es decir, mentira), de que si un antígeno extraño era inyectado en un individuo, éste estaría inmunizado contra una futura infección. Esta CREENCIA, se denominó “vacunación”.

Lo que los promotores de ésta no consiguieron entender es que el tracto respiratorio de TODOS los mamíferos (porque los animales se ven tan devastados por estas inoculaciones como nosotros) contiene IgA secretor (un anticuerpo que iniciar la respuesta inmunitaria que nos dio Dios) dentro de la mucosa del tracto respiratorio. Ignorar este aspecto de la mucosa de sistema inmunitario, a base de inyectar directamente organismos en el torrente sanguíneo lleva a la corrupción del sistema inmunitario en sí mismo. Como resultado, los virus patógenos o las bacterias no pueden ser eliminadas por el propio sistema inmunitario y permanecen en el cuerpo, en el que más tarde proliferarán o mutarán, dado que el individuo está expuesto a más antígenos y toxinas en el ambiente que continúan siendo una amenaza para el sistema inmunitario.

(Nota Trinity; La inmunidad humoral es uno de los dos mecanismos de defensa contra los microbios extracelulares y sus toxinas, en el cual, los componentes del sistema inmune que atacan a los antígenos no son las células directamente sino los anticuerpos secretados por activación antigénica)

El mecanismo por el cual el sistema inmunitario se corrompe puede ser entendido mejor cuando observas que los dos mecanismos principales del sistema inmunitario (los mecanismos celular y el humoral) tienen una relación recíproca e inversa. De esa forma, cuando uno se ve estimulado, el otro queda inhibido. Esta supresión de la respuesta mediada por la célula es el factor clave en el desarrollo de cáncer y de las infecciones que amenazan la vida. De hecho, la “prevención” de una enfermedad, por medio de la vacunación, genera, en realidad, una incapacidad para expulsar los organismos ajenos, debido a la supresión de la respuesta inmunitaria que ofrece la propia célula. De esa forma, más que prevenir una enfermedad, lo que se consigue es impedir que la enfermedad pueda ser curada totalmente en ese individuo para el resto de su vida.

Los organismos continúan circulando por el cuerpo, mutando y transformándose en otros organismos (como quedó demostrado por el trabajo del Profesor Antoine Bechamp), dependiendo de la acidez y toxicidad del terreno interno del cuerpo (como el mismo Pasteur admitió en su lecho de muerte).

Subrayo que Bechamp DEMOSTRÓ que “la teoría de los gérmenes” de Louis Pasteur (nota Trinity, en la que está basada toda el concepto y teoría de la vacunación) era incorrecta, debido a la esta capacidad de los organismos de transformarse y mutar, en función del terreno interno del cuerpo.

Nota Trinity: Claude Bernard, profesor en la Sorbona y miembro de la Academia de Ciencias, mantenía, en contra de la posición de Pasteur,  que el “terreno” biológico lo es todo. La cuestión era entonces comprender cómo se comportaban los microorganismos y si nos invadían desde el exterior (Pasteur) o son principalmente formas que actúan de forma distinta dependiendo de las circunstancias, organismos que pueden ser patógenos en unas condiciones y no patógenos en otras. Los “terrenistas”, como Bernard o Bechamp, argumentaban que todo dependía  del “terreno” biológico y su estado de salud a la hora de afrontar un ataque microbiano. Louis Pasteur lo admitió SÓLO ya en su lecho de muerte.

Nota Trinity: a pesar de la escuetísima nota sobre Bechamp en Wikipedia (el enlace está en la sección de referencias, este es su currícula profesional y científico, que allí ignoran:

Curricula de Antoine Bechamp:

Maestro en Farmacia, Doctor en Ciencia, Doctor en Medicina, Profesor de Química Médica y Farmacia en Montpellier, Profesor de Física y Toxicología, de la Facultad de Farmacia de Estrasburgo, Profesor de Química en Estrasburgo, Profesor de Química Biológica y Decano de la Facultad de Medicina de Lille, Caballero de la Legión de Honor, Comandante de la Rosa de Brasil, etc etc.

celular2

Nota Trinity: queda pues claro que era Bechamp en aquella época el científico de referencia, y no Pasteur, quien se apropió de muchas de sus ideas y trabajos, ignorando sin embargo los más fundamentales.

Para empeorar las cosas aun más, además de la supresión de la inmunidad celular que obtenemos con la vacunación, a las vacunas se añaden muchos aditivos (sustancias que aumentan la respuesta de los anticuerpos aun más), los cuales, por sí mismos, pueden ocasionar serios efectos secundarios y enfermedades. La lista de aditivos incluye emulsiones de aceite, componentes minerales (que pueden contener un metal pesado como el aluminio), productos bacterianos, liposomas (que permiten la liberación retardada de las sustancias) y escualeno.

Los efectos secundarios de los aditivos en sí mismos producen la hiperactividad de las células B, que lleva a niveles patológicos de producción de anticuerpos, así como reacciones alérgicas a los propios aditivos (como quedó demostrado en el caso de los soldados de la Guerra del Golfo I a los que se inyectaba vacunas que contenían el aditivo escualeno, al cual se encontraron anticuerpos en muchos soldados).

Subrayo que la hiperactividad elevada patológica de la producción de anticuerpos, ocasionada por los aditivos, también resulta en la distracción del sistema inmunitario respecto a  otros antígenos que se encuentran de forma “natural”, algo que es necesario para mantener la salud.

(Nota Trinity: esto último quiere decir que lo que acompaña a las vacunas distrae al sistema inmunitario que emplea sus recursos en hacer frente a esas sustancias extrañas al cuerpo, dejando de lado  a organismos patógenos que están a nuestro alrededor y contra los que el sistema debería emplearse para evitar enfermedades comunes)

Esta hiperactividad del mecanismo humoral (el que produce los anticuerpos) del sistema inmunitario, es, en opinión de este autor, la única causa de todas las enfermedades autoinmunes. La única cosa que determina qué enfermedad autoinmune desarrollas es qué tejidos en tu cuerpo son atacados por qué auto-anticuerpos.

Si la mucosa del tracto intestinal es atacada por auto-anticuerpos, desarrollas síndrome del intestino irritable (que conlleva las alergias alimentarias cuando partículas de alimentos son digeridas parcialmente y son liberadas en el torrente sanguíneo y  reconocidas como antígenos extraños al cuerpo, e inician una respuesta inmunitaria contra aquellas partículas de alimento que son consumidas, cada vez que se consumen y se liberan por digestión parcial). La enfermedad de Crohn y la colitis son también causadas por un ataque auto-anticuerpos en la mucosa del tracto intestinal en sí mismo.

Si las células productoras de insulina del páncreas son atacadas por auto-anticuerpos, desarrollas una diabetes insulino-dependiente (juvenil).

Si la que es atacada es la mucosa respiratoria por auto-anticuerpos, desarrollas el síndrome del  “pulmón irritable”, en el que, como en el caso del intestino irritable, los antígenos reconocidos como extraños al cuerpo, que son inhalados, son capaces de atravesar la mucosa de tracto respiratorio, causando la creación de anticuerpos contra esos antígenos (usualmente polvo, ácaros, polen..). Cuando esas sustancias son inhaladas de nuevo, la respuesta alérgica produce la constricción de los bronquiolos y se llama asma.

Si los componentes de la superficie articular de los músculos es atacada por auto-anticuerpos, desarrollas una artritis reumatoide (juvenil).

Si la piel es atacada, desarrollas síndrome de “piel irritable” , en la cual los antígenos de contacto, que no podrían de otro modo atravesar la piel, ahora sí pueden atravesarla, llevando a alergias de la piel cuando ésta entra en contacto con antígenos. Adicionalmente, dependiendo del lugar en que la piel sea atacada por auto-anticuerpos, (ya sea la dermis o la epidermis), puedes desarrollar eccema, psoriasis o esclerodermia.

Si lo que se ve atacado por auto-anticuerpos es el propio hígado, desarrollarás alguno de los muchos tipos de nefritis, dependiendo de qué componente del tejido renal sea atacado (por ejemplo, en el caso del glomerulonefritis, si la membrana básica del aparato glomerular dentro del hígado, que es el que filtra la sangre para formar orina,  es atacado por auto-anticuerpos, el sistema deja escapar proteínas del sérum a la orina).

Si desarrollas  auto-anticuerpos contra los tejidos de la glándula tiroides, desarrollas la enfermedad de Grave.

Si desarrollas auto-anticuerpos que atacan los tejidos de la glándula del timo (crucial para la producción y funciones de las células T del sistema inmunitario), desarrollas una miastenia grave.

Si desarrollas auto-anticuerpos que atacan al mismo ADN que se encuentra en el núcleo de todas las células de tu cuerpo, desarrollas un lupus sistémico (por ello, el potencial autoinmune de las vacunas de ADN que se están desarrollando ahora es absolutamente evidente; peor aun, los componentes del ADN de estas vacunas pueden ser incorporados a tu ADN, llevándonos a cambios genéticos reales que podrían causar la extinción de toda la vida (vacunada) de planeta.

Y suma  y sigue.

El cerebro y la médula espinal pueden también verse atacados por auto-anticuerpos (lo que este autor llama encefalitis inducida por vacunas), con la consecuencia de una variedad de enfermedades neurológicas. Las más severas, entre ellas, producen el resultado de muerte, como el síndrome de muerte súbita del lactante y la mayor parte de los casos de “síndrome del bebé agitado”. Si los componentes de la membrana de mielina (que recubre las fibras nerviosas lo que permite la conducción nerviosa propiamente dicha) o los mismos neurofilamentos son atacados por auto-anticuerpos, la enfermedad resultante se ve determinada únicamente por la localización del daño ocasionado en el sistema nervioso.

Tales enfermedades neurológicas incluyen, aunque no sólo, disfunciones cerebrales mínimas, incapacidades o problemas de aprendizaje, retraso mental, comportamiento criminal, un espectro amplio de desórdenes de desarrollo negativo (incluyendo el autismo), esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Lou Gehrig, ataques de apoplejía, etc. etc. Subrayo aquí que otras toxinas también están involucradas en estos procesos, tales como aspartamo, mercurio en casos esclerosis múltiple, aspartamo en casos de apoplejía, o pesticidas en casos de Parkinson.

De ese modo, cuando detoxificamos el organismo para revertir las enfermedades, estas otras sustancias deben también ser eliminadas para que se produzca una recuperación completa.

Sin embargo, la corrupción del sistema inmunitario ocasionado por la inyección de vacunas es el componente clave en todas estas enfermedades, ya que produce una mal funcionamiento del sistema inmunitario, y es la razón por la que un niño autista puede también sufrir de colón irritable o eccema, etc. Nótese que la producción de mielina, en su mayor parte, no comienza hasta después del nacimiento. La mayor parte de mielina se produce, aparentemente, antes de la edad de 5 años y usualmente se completa a la edad de 10 años, a juzgar por la tasa de éxitos en recuperaciones de niños autistas y otros síntomas neurológicos relacionados con síndromes de inmuno deficiencia que el autor de este artículo ha venido observando en cientos de niños en los que se ha realizado la detoxificación de virus por medio de nosodes homeopáticos y por medio de la reparación de la corrupción del sistema inmunológico por la administración simultánea de calostro bovino (por ejemplo, tras 10 años, la capacidad de frenar y reparar el daño inducido por los auto-anticuerpos en la capa de mielina y los neurofilamentos se reduce drásticamente).

Por lo tanto, la hiperactividad del mecanismo humoral del sistema inmunitario se produce por los aditivos añadidos justamente para tal propósito. Sin embargo, la autoinmunidad en sí misma (por ejemplo, el anticuerpo contra sí mismo) tiene distintos mecanismos, incluyendo los siguientes:

1. Los antígenos presentes en un cultivo no pueden ser filtrados completamente y separados de los organismos cultivos allí. (Nota Trinity; recordemos que en el proceso de fabricación de las vacunas se cultivan los organismos antígenos junto a las células). De esa forma cualquier anticuerpo formado contra los antígenos de las células cultivadas (por ejemplo la proteína de la mielina de embriones de pollo de las 13 vacunas contenidas ahora en las células de un aborto fetal) pueden reaccionar cruzándose para formar una reacción autoinmune contra la proteína básica de la mielina en tu mielina, etc.

2. El mimetismo molecular es debido a la similitud  de las proteínas contenidas en organismos y mamíferos; por ejemplo, el virus del sarampión se hace de proteínas similares a la proteína básica de la mielina; de esa forma, los anticuerpos formados contra los antígenos de virus del sarampión consecuentemente pueden causar un ataque auto-inmunitario contra la proteína básica de la mielina  en la funda de la mielina debida a la reactividad cruzada de estos anticuerpos.

3. La inclusión intencionada de antígenos en vacunas para causar la formación de anticuerpos que ataquen a hormonas específicas o a razas particulares; por ejemplo, experimentos realizados en mujeres en edad de procrear en las Filipinas, y probablemente otros lugares, en los que la Hormona Gonadotropina Coriónica Humana, la que producen las mujeres que quedan embarazadas por primera vez, fue colocada en vacunas dadas a estas mujeres generando anticuerpos contra esa hormona, lo que produjo abortos espontáneos a mujeres embarazadas. Es hipótesis del autor del artículo que la epidemia de vitíligo en la gente de color (hipopigmentación de la piel ocasionada por una ataque de auto-anticuerpos sobre los melanocitos, las células que producen la melanina, en la piel)  ocurrió debido a la inclusión intencionada de melanina en vacunas inyectadas a la gente de color.

Además de todos los fenómenos descritos, que llevan a la depresión simultánea de la función de la inmunidad celular y la hiperactividad de la función inmunitaria humoral, las vacunas también contienen otras sustancias tóxicas que puedan causar serios efectos secundarios en sí mismos. Los siguientes ingredientes son listados en el sitio web del Centro de Control de las Enfermedades con el siguiente párrafo introductorio:

“Muchas cosas en el mundo actual, incluyendo el alimento y las medicinas, tienen sustancias químicas añadidas para prevenir el crecimiento de los gérmenes y reducir el deterioro”

Traducción propia:  “ya estás intoxicado, así que ¿qué más da añadir un poco más de veneno?”.

La respuesta de este autor a esa pregunta es que cualquier inmunotoxina puede ser la gota que colma el vaso del sistema inmunitario en un individuo, y llevarle a la enfermedad. En ESTE punto es donde la genética juega un papel importante, no en el sentido de que el gen DETERMINE la enfermedad que desarrollas, sino, más bien, que tus genes determinan la fortaleza de tu sistema inmunitario, es decir: tu genética determina cuántos asaltos puede soportar tu sistema inmunitario antes de venirse abajo y que tú desarrolles una enfermedad.

Algunos ingredientes adicionales en las vacunas (tal y como se listan el sitio web del Centro para el Control de las enfermedades) incluyen: antibióticos, geles de aluminio, formaldehído, glutamato monosódico, proteína de huevo y sulfitos. Es decir, tenemos antibióticos (a los que bien podrías ser alérgico), aluminio (altamente relacionado con la enfermedad que causa el Alzheimer), formaldehído (una sustancia carcinogénica empleada para encurtir los cadáveres), glutamato monosódico (una excitoxina muy potente, que, como el aspartato, puede causar apoplejías, tumores cerebrales, etc.); proteína de huevo (a la cual podrías tener una reacción anafiláctica que amenace tu vida  y como colofón, sulfitos (otra toxina sobre la cual nos advierten para su consumo oral, pero en las vacunas, es inyectada directamente en el torrente sanguíneo.)

¿No es esto una auténtica pócima de brujas de sustancias químicas, organismos, y partes del cuerpo animales y humanas (incluyendo fetos abortados)?

En la lista no se menciona el etil-mercurio que contiene el preservativo timerosal, que ha sido la única sustancia peligrosa de la que se ha hablado en los medios al respecto de las vacunas y que ha recibido alguna atención de éstos (aunque todo ello ha sido desinformación) tras la explosión de la tasa de casos de autismo en la última generación, que llegó a ser evidente prueba de que eran las vacunas los agentes causales.

El mercurio (también en los empastes de amalgamas dentales) es un metal pesado altamente tóxico; ha sido documentado que causa cáncer y puede ser absorbido por medio del tracto digestivo, la piel y el tracto respiratorio. El mercurio es 1000 veces más tóxico que el plomo, y el segundo sólo después del uranio, el metal existente más tóxico. Si los niños reciben todas las vacunas recomendadas, recibirán 2370 veces más mercurio que el que marcan los “límites permitidos y seguros” para el mercurio en los primeros dos años de su vida (si es que se puede hablar de “seguro” en el caso del mercurio, siendo éste un veneno).

Sin embargo, incluso después de las sesiones del Congreso instigadas por el congresista Dan Burton (cuyo propio nieto se convirtió en autista tras recibir las vacunas) resultó que la FDA simplemente solicitó (no ordenó inmediatamente) a los fabricantes de vacunas que eliminaran este metal pesado tóxico de sus productos y, a pesar de ello, muchas vacunas siguen llevando mercurio.

Aunque los síntomas de envenenamiento por mercurio son idénticos a los síntomas del autismo  hay que aclarar que la mayor parte de los niños que descienden al estado infernal del autismo lo hacen después de la vacuna triple del sarampión-paperas-rubéola. Esta vacuna es una de las pocas vacunas que no contienen mercurio. Sin embargo, es evidente que eliminar el mercurio de las vacunas, no las convierte en “seguras” (esa es la razón por la que sólo se menciona el mercurio en toda la información habitual “crítica” con las vacunas).

Cuando leas este artículo entenderás que el mismo mecanismo de las vacunas corrompe el buen funcionamiento del sistema inmunitario, lo que significa que no hay vacunas seguras y eficaces.

Estoy seguro de que habrá una evolución de la conciencia hacia un punto en el que las mentiras contadas sobre las vacunas, de que son seguras y eficaces, se desintegrará por completo). En la comunidad del autismo esto llevará a un éxodo de los muchos grupos existentes en relación al autismo que dicen que toda la culpa la tiene el mercurio o, peor aun, que el autismo es por culpa de genes “heredados”, a un solo grupo que enfoque el problema de la forma correcta.

Este grupo actualmente se llama TAAP (the Autism Autoimmunity Project at www.taap.info) y está dirigido por April Oakes. En opinión de este autor, será la TAAP en alianza con la Asociación de soldados y veteranos de la Guerra Del Golfo www.agwva.org dirigidos por Peter Kawaja los que, trabajando juntos, pondrán freno a este holocausto en la humanidad llamado síndromes de inmunodeficiencia provocada por vacunas (SIDV) .

La buena noticia es que todas estas enfermedades pueden ser revertidas empleando remedios naturales contenidos en el Protocolo de Hipócrates (www.drcarley.com) . Esta aproximación a la detoxificación tiene el potencial de revertir TODAS las enfermedades anteriormente mencionadas bajo el paraguas de SIDV, siempre y cuando la detoxificación se comience lo suficientemente temprano, (antes de los 10 años en caso de enfermedades neurológicas) y será la verdad que derribe la montaña de mentiras que nos inundan sobre las vacunas. Combinando esto con una buena dosis de apoyo por parte de los ciudadanos, la raíz del árbol del Mal de las vacunas serán expuesto y, por ende, el holocausto humano (en el cual en lugar de encerrar a la gente en un campo de concentración, introduces el campo de concentración dentro de las personas)  terminará por fin.

(Nota: hasta aquí el artículo de contenido médico, las siguientes páginas hasta el apartado de las referencias y noticias, contiene una argumentación de tipo “político” necesario absolutamente para comprender el origen de este “error”. Puedes utilizar todo el texto anterior y las referencias más abajo para dirigirte al personal médico que mayor respeto te merezca y, entendiendo lo mucho que le vas a sorprender probablemente, intentar obtener de él alguna respuesta o argumentación sobre todo lo expuesto. Esto te dará una pauta absolutamente fundamental sobre el grado de desconocimiento absoluto que tiene la mayor parte de ellos o la confusión en la que se ven envueltos inmediatamente. Haz la prueba y consúltalo con el que te parezca más “profesional”.

Por desgracia,  no podemos pretender que esta epidemia de SIDV sea simplemente un “error” cometido por científicos bien intencionados, aunque un poco locos. La verdad es mucho peor que eso, porque estamos hablando de TRAICION y de CRIMENES CONTRA LA HUMANIDAD, las MASCOTAS e incluso LAS PLANTAS (que son modificadas genéticamente para crear las vacunas). La prueba de ello es la siguiente:

Tan pronto como comenzó la preocupación por el crecimiento de la población y se establecieron los planes para instaurar un Nuevo Orden Mundial, esta mentiras llamada “vacunas” fue transformada en puro Mal, ya que se dieron cuenta de que estos sistemas de salud podrían ser usados para causar enfermedades intencionalmente, lo cual es ahora realizado bajo el Código de los USA, Title 50, Chapter 32, § 1520 y 1524. Puedes leerlo en tu biblioteca local o ir a:

http://www.drcarley.com

Esta ley está en vigor desde 1960 y la última modificación es de Abril de 2000. La única estipulación que señala para permitir la experimentación con sujetos humanos es que los gobernantes locales sean notificados con 30 días de antelación antes de que comience el experimento.

La Sección 1524 añade que el Ministro de Defensa puede acordar con el Ministro de Salud y de Servicios Sociales ofrecer apoyo para programas de vacunación por medio del uso de armas biológicas en exceso de tiempo de paz (por ejemplo, armas de destrucción masiva). En Abril del 2000, la sección 1520 (a) se aprobó para colocar restricciones en el uso de sujetos humanos para la experimentación de químicos o agentes biológicos después de que una llamada a C Span mencionara esta ley en 1999, lo que reveló la magnitud de esta traición en forma de ley a una amplia audiencia (que incluía a este autor, que ha incluido esta información en todas las conferencias y materiales escritos desde esa llamada y que fuera recogida en el “Washington Journal”).

Sin embargo, las excepciones escritas al Título 50, capítulo 32 bajo la subsección 1520 (b) en la ley de 2000 aprobada por nuestros traidores en el Congreso no sólo es un meandro para “cualquier propósito que está relacionado con actividad de investigación médica, terapéutica, farmacéutica, agrícola o industrial”, sino que añade que tal ataque biológico y químico puede ser ahora empleado para cualquier propósito legal, incluyendo “cualquier propósito relacionado con el control de manifestaciones o sublevaciones”. La subsección (c) de esta ley ahora obliga a “consentimiento informado”. En realidad, ni una sola vacuna ha sido jamás testada en un período de vida necesario como para determinar sus efectos secundarios (incluyendo su potencial carcinogénico). Adicionalmente, la introducción intencionada de virus malignos, (incluyendo virus hechos por el hombre que causan cáncer, micoplasma y el virus de HIV), antígenos que tienen por objetivo ciertas razas (y seguramente un microchip en el futuro) en las vacunas hace evidente que el consentimiento informado es imposible dado que se iniciarían procedimientos legarles por crímenes contra los “servidores” públicos relacionados con la perpetración de estos crímenes contra los americanos, violando el Código de Nuremberg (que fue escrito después de la Segunda Guerra Mundial para prevenir experimentos bárbaros que tuvieron lugar en los campos de concentración nazi).

Lo que la mayor parte de la gente no sabe es que un amplio número de científicos de élite de la Alemania nazi fueron a parar directamente a Estados Unidos por medio de la “Operación Paperclip” y han continuado su trabajo hasta el día de hoy en lugares como los laboratorios de Brookhaven, El Puerto de Cold Spring y  Plum Island cerca de la casa de autor en Long Island. Para ver el documento que prueba que los científicos americanos crearon el virus del SIDA, este autor les refiere a la página 442 de “Muerte en el Aire” escrito por el Dr. Leonard G. Horowitz, en el que podrán leer un documento que data de 1969 en el cual los militares de USA , la CIA y los Rockefeller dirigían el Consejo de Investigaciones Nacional de Ciencias de la Academia Nacional de Ciencias, y anunciaron que podría completarse, con un total de 10 millones de dólares, un programa de investigación para explorar la posibilidad de “crear un nuevo microorganismo infeccioso que fuera refractario a los procesos terapéuticos e inmunológicos” de los que depende la salud para mantenerse libre de enfermedades contagiosas. Sí, los dólares de tus impuestos también han ido a parar ahí. Pero, espera, aun hay más y es aun peor.

Lo más abyecto y que pone los pelos de punta de todo este asunto ha sido revelado al mundo por un héroe americano llamado Peter Kawaja, que trabajó a finales de 1980 como experto en seguridad y contraterrorismo para el Gobierno de los Estados Unidos (un servicio por el que ha sido recompensado con el asesinato de su esposa, el incendio de su casa, acusación de crímenes de guerra , con el objetivo (creían ellos) de confiscar toda prueba, acusaciones ilegales de Hacienda y múltiples atentados contra su propia vida, todo ello, por cierto, financiado con el dinero de TUS impuestos.

celular5

Foto de Peter Kawaja

(Nota Trinity:

Kawaja, experto en seguridad y contraterrorismo durante 28 años asegura que “el Síndrome de Guerra del Golfo” es una continuación de la guerra biológica que ha sido probada no sólo en las poblaciones civiles durante años, sino como una extensión del Agente Naranja  y otros tipos de pruebas. Todo ello es parte del programa para reducir la población Global 2000.

Kawaja estuvo involucrado en un proyecto llamado “Tecnología de Ingredientes de Producto” en Boca Raton, Florida y en otro junto con el IBI (Ishan Barbouti International), constructor de Pharma 150, el complejo de armas quimicas y biológicas en Rabta, Libia. Cuando comprendió los objetivos de estos proyectos salió de esta organización pero interceptó información muy valiosa que conectaba líneas de crédito de bancos como el CCC (Corporación de Crédito de Commodities, la Banca Nazionale de Lavoro), cartas de crédito del BNL, llegadas de Suiza y mucho más. Pudo grabar información y llamadas realizadas desde Bagdad, Estados Unidos y Londres, de la CIA, FBI y contra-espionaje del FBI, Aduanas de Estados Unidos, políticos y muchos personajes públicos.

No habla con información de nadie, sino que él mismo la obtuvo desde dentro. Una de las cosas que descubrió sobre el TIP es algo horrendo. Descubrió que una veta de cianida de hidrógeno llamado Azul Prusiano estaba siendo testado en los filtros de las máscaras de gas más de un año antes de la Guerra del Golfo. Esta información era conocida al Presidente de los Estados Unidos, G Bush. Lo que sabe Kawaja es que las enfermedades de la guerra del Golfo son transmisibles y vivirán de por vida esos microbios y por un mínimo de 7 años. Están en las máscaras de gas, la ropa, las armas, cualquier material traído de vuelta a Estados Unidos de la Guerra del Golfo. Tiene  informes de diferentes estados donde paisanos se pusieron la ropa que llegó de allí y familias enteras están en silla de ruedas y muchas muertes, por supuesto.
La enfermedad de las vacas locas, aunque surgió en GB, puede ser encontrada en origen en la Guerra del Golfo. PK dice que hay un montón de enfermedades que se están transmitiendo en el mundo y muchas de ellas tienen su origen en esa Guerra.

Por favor, consulta esto o y lee alguna de las 34 acusaciones que Kawaja presenta contra los traidores domésticos a América (en el plano tanto individual como gubernamental) en una querella federal en la que los perpetradores, de nuevo, usaron dólares de nuestros impuestos para ser defendidos por abogados del Departamento de “Justicia”, cuya defensa de sus clientes, criminales de guerra, era que son “inmunes, bajo el color de la ley”. Puedes escuchar al Sr. Kawaja en una de sus muchas intervenciones en radio, incluyendo ¿Qué está enfermando a América? En el que coopera con esta autora en www.highway2health.net cada miércoles a las 10, pm.

El Dr. James R. Shannon, ex director del Instituto Nacional de Salud reportó en Diciembre de 2003 que ”las únicas vacunas seguras son las que no se ponen”. Sin embargo, la verdad que resuena, “el tiro que se oye en todo el mundo”, el que llevará a la evolución de la conciencia necesaria para parar el holocausto contra la humanidad, conocido como vacunas, se basará, no sólo en que  no son seguras y efectivas, sino que son en realidad auténticas armas de destrucción masiva empleadas contra la humanidad en nombre de la salud, con el único propósito del genocidio y de facilitar la implantación de Un Nuevo Orden Mundial. La segunda Parte del plan genocida podría tener en lugar en cualquier momento con la activación del Acta de Poderes en Estado de Emergencia Sanitaria, en el momento en que tenga lugar un ataque biológico fabricado terrorista.

Peor aun, los traidores del Congreso en Washington, posando como “servidores” públicos, están haciendo todo lo que pueden para aprobar la legislación del “Codex” que hará que los remedios naturales y suplementos en el Protocolo de Hipócrates desarrollados por este autor para revertir todas las enfermedades sólo puedan ser disponibles por prescripción médica. ¿No has oído hablar nada de esto en las noticias? Pues por favor, ve al sitio de otro héroe Americano, John Hamill, de la Alianza Internacional para la Libertad de la salud (que revierte sus síntomas de esquizofrenia con estos suplementos naturales y ha dedicado toda su vida a parar el Codex) en  www.iahf.com

¡Despiértate América!, se está hacienda muy tarde. Es hora de que esta montaña se venga abajo. Por favor, difunde al mundo esta palabra para que esto sea posible. El momento de parar que corten las ramas e ir directamente a la raíz del problema ha llegado.

Fin del artículo:

Enlace a la noticia original aquí

Enlace al vídeo sobre la Verdad Oculta de Las Vacunas

Curriculum profesional de la autora de artículo Rebecca Carley

celular3

Arriba la doctora Carley con su hijo.

Referencias a este artículo de Trinity a Tierra:

http://www.nmg.creatuforo.com/viewtopic.php?p=226&mforum=nmg

http://lasupergalaxia.wordpress.com/2009/06/06/las-vacunashistoria-y-evolucion/

http://es.wikipedia.org/wiki/Inmunidad_humoral

http://es.wikipedia.org/wiki/Louis_Pasteur

http://es.wikipedia.org/wiki/Antoine_B%C3%A9champ

http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n020206/020612.pdf

http://www.infodoctor.org:8080/uid=17311216

http://www.cdc.gov/az/v.html

http://www.cdc.gov/vaccines/vac-gen/additives.htm

http://www.codexalimentarius.net/web/index_es.jsp

www.youtube.com/watch?v=VmrF9KjlGsc

http://drkondrot.com/blog/es/how-long-does-the-flu-last/flu-epidemic-swine-flu-flu-shots-and-how-long-the-flu-lasts/

http://www.bibliotecapleyades.net/salud/esp_salud33as.htm

Noticias relacionadas con este tema aparecidas en prensa internacional:

“La empresa Baxter comercializaba una vacuna con un virus de pollo VIVO”, noticia de Febrero de 2009

“Vacuna contaminada con un germen común”

“Vacuna de varicela retirada después de recientes muertes relacionadas”

Un artículo de LA Times donde se pone en cuestión el REMAKE de la vacuna de gripe porcina ( hay un vídeo de la CBS de 60 minutos que muestra un documental sobre la gripe del cerdo, editado en 1976)

aquí un EXTRAORDINARIO artículo de salud titulado “cómo las vacunas DAÑAN TU CEREBRO, Vacunas, Depresión y Neurodegeneración después de los 50 años″.

Aquí un estupendo libro digital escrito por Vance Farell en inglés titulado “La crisis de las vacunas” y cuyo prefacio dice:

“Antes de que te pongan la vacuna de la varicela o el ántrax, infórmate. Antes de dar vacunas a tus hijos, infórmate.
TODOS LOS HECHOS ESTAN RECOGIDOS EN ESTE LIBRO, FÁCIL DE LEER Y DIFICIL DE OLVIDAR..:”

¡Indispensable!.  con una lista impresionante de artículos científicos sobre reacciones adversas  de las vacunas, daños de autoinmunidad asociados y un largo etcétera.


Más referencias de este tema extraídos del artículo aportado de la Biblioteca Pléyades:

1. Null Gary Vaccination: An Analysis of the Health Risks- Part Townsend Letter for Doctors & Patients Dec. 2003 pg 78
2. Mullins Eustace Murder by Injection pg 132 The National Council for Medical Research, P. O. Box 1105, Staunton, Virginia 24401
3. Gary Null Interview with Dr. Dean Black April 7, 1995
4. de Melker HE, et al Pertussis in the Netherlands: an outbreak despite high levels of immunization with whole-cell vaccine Emerging Infectious Diseases 1997; 3(2): 175-8 Centers for Disease Control
5. Gary Null Interview with Walene James, April 6, 1995
6. Torch WS Diptheria-pertussis-tetanus (DPT) immunizations: a potential cause of the sudden infant death syndrome (SIDS) Neurology 1982; 32-4 A169 abstract.
7. Collin Jonathan The Townsend Letter for Doctors & Patients 1988 abstracted in Horowitz Emerging Viruses Aids & Ebola pg 1-5
8. Harris RJ et al Contaminant viruses in two live vaccines produced in chick cells.J Hyg (London) 1966 Mar:64(1) : 1-7
9. Horowitz Leonard G. Emerging Viruses AIDS & Ebola pg 484
10. Vilchez RA et al Association between simian virus 40 and non-Hodgekin lymphoma Lancet 2002 Mar 9;359(9309):817-823
11. Bu X A study of simian virus 40 infection and its origin in human brain tumors Zhonghu Liu Xing Bing Xue Zhi 2000 Feb;21 (1):19-21
12. Friedrich F. et al temporal association between the isolation of Sabin-related poliovirus vaccine strains and the Guillan-Barre syndrome Rev Inst Med Trop Sao Paulo 1996 Jan-Feb; 38(1):55-8
13. Horowitz Leonard Emerging Viruses: Aids and Ebola pg 492
14. Horowitz Leonard G Emerging Viruses: Aids & Ebola pg 378-88 Tetrahedron Inc. Suite 147, 206 North 4th Ave. Sandpoint, Idaho 83864 1-888-508-4787 tetra@tetrahedron.org
15. Null, Gary Vaccination: An Anatysis of the health risks-Part 3 Townsend letter for doctors & patients Dec. 2003 pg 78
16. Classen, JB et al. Association between type 1 diabetes and Hib vaccine BMJ 1999; 319:1133
17. Brain 9/01
18. Incao, philip M.D. Letter to representative Dale Van Vyven, Ohio House of Representatives March 1, 1999 provided to www.garynull.com by The Natural Immunity Information Network
19. Rowen Robert Your first consultation with Dr. Rowen pg 20

Articulo original en Trinity a tierra, gracias treinity por el esfuerzo,creo que merece la pena


1 Response to “Vacunas: las verdaderas armas de destruccion masiva”



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


No quieres ver la realidad en la que nos encontramos? Cobarde!, Gallina!, Capitán de la sardina!
julio 2009
L M X J V S D
« jun   ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

  • 277,387 visitas
Web Analytics

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: