29
Jun
09

Santigo niño Becerra – Pensamientos (No, la flor, no)


Santiago Niño Becerra – Lunes, 29 de Junio

Como se suele decir: ‘¡Oído a la pisada!’. El pasado Miércoles 3, en el Congreso USA, Ben Bernanke dijo muchas cosas y habló de otras tantas; yo me he quedado con una: que en ningún sitio está escrito que a USA le vayan a comprar todo el papel que le de la gana imprimir, perdón, emitir (¿en qué estaría yo pensando?). No lo dijo así, claro, pero el mensaje era diáfano: ‘ojito con la relación ‘Ingresos – Gastos’ porque si continuamos inyectando pasta a la velocidad que lo hacemos, no tengo claro que sigamos encontrando quien nos preste’.

Cuando las cosas iban bien, USA necesitaba que cada día le entrasen por la puerta 2.000 millones de USD, ¿cuánto estará necesitando ahora?, ¿6.000?; ¿van a continuar entrándole?. Mr. Bernanke empieza a dudarlo, y, aunque no he tenido el gusto de hablar con él, intuyo porqué.

También dijo el presidente de la FED que a final del 2009 empezará a clarear el panorama, sin embargo, en desempleo continuará alto y puede que, incluso aumente. Eso ya no lo entiendo: los mercados, los índices de coyuntura, ¿no estamos hartos de oír que adelantan esas cosas y, a continuación, la economía empieza a moverse en esa dirección?.

Más. Si el panorama va a despejarse muy despejadamente, ¿por qué ese temor con el déficit?: si las cosas empiezan a ir bien, los ingresos públicos aumentarán, ¿no?. O, ¿es que los ingresos público no van a aumentar tanto como deberían aumentar, como se necesitaría que aumentasen?.

No sé si tendrá algo que ver, pero hace unos días, alguien me dijo que alguien le había comentado que alguien le había transmitido lo que había oído alguien que había asistido a una reunión en Bruselas: que para el 2012 Europa piensa dedicar seis billones de euros a la automatización de procesos productivos a partir de la introducción a mansalva de robots de ultimísima generación; ¿para qué?, pues para ganar eficiencia. Pero los robots no consumen caramelos de menta, ni pagan impuestos sobre el valor añadido, ni, evidentemente, solicitan becas universitarias para sus hijos, ni perciben pensiones de jubilación. En mi libro “El crash del 2010” hablo de eso: la recuperación vendrá por la eficiencia, por la productividad, y eso tiene consecuencias.

¿Qué sabe Mr. Bernanke al respecto?. Por un lado, va a salir el sol; por otro, la población ocupada va a disminuir. Por un lado, las cosas empiezan a pintar bien; por otro, ojo con el déficit. Por un lado, la economía USA se está recuperando muy bien; por otro, tal vez tengamos problemas para que a USA le sigan prestando todo lo que pide. ¿No les da la sensación de que algo no cuadra?.

Y eso en USA, que, según nos cuentan, es lo no va más del no va más; ahora imaginen como estarán las cosas aquí.

Aquí: habrá dinero público para que las entidades financieras se reestructuren; lo ha dicho el Subgobernador del BdeE. Mmmmmm. Parafraseando a un innombrable en aquella antológica conferencia de prensa: ‘Reestructuarse, ¿qué es?’. Mi interpretación: entiendo que lo que el Señor Javier Aríztegui quiso decir es que las entidades financieras van a tener pasta para cambiar, para reorganizarse, para implementar una nueva estructura, para poner en marcha una nueva forma de hacer, pero no para tapar agujeros. Para que adecuen su capacidad productiva a la nueva realidad post crisis (estamos hablando de después de la crisis y la crisis aún no ha empezado: demasiao).

Está bien, de verdad; el modelo financiero español estaba basado en sembrar de oficinas bancarias y de agencias de las cajas de ahorro la geografía patria; acercarse a la gente: para llamar su atención, para captar sus pocos ahorros, para convencerles de los créditos que tenían que demandar, y, bueno, posiblemente fue la manera: cuando en 1986 España se adhirió a la entonces CEE ya tenía el mayor número de oficinas financieras por 10.000 habitantes de los países miembros; estuvo bien, pero ya no.

La duda que tengo es si se es consciente de las consecuencias que eso tiene: van a tener que cerrarse oficinas y agencias a mansalva, y reducirse plantilla a más mansalva, en un momento de ocupación a la baja, lo que, bien inflará el saco de las prejubilaciones, bien la de la población desempleada. Insisto: ¿se es consciente de lo que eso supone?.

(Perdonen, pero sigo con lo mismo: si el sistema financiero español es la envidia de los sistemas financieros por su solvencia y seriedad, ¿qué razón de ser tiene en FORB?, y, ¿por qué tan poca gente se pregunta eso? (en el principal partido de la oposición, ¿se lo pregunta alguien?), y, ¿por qué nadie se sorprende de eso?. Misterios misteriosos).

Santiago Niño Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull.

Anuncios

0 Responses to “Santigo niño Becerra – Pensamientos (No, la flor, no)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


No quieres ver la realidad en la que nos encontramos? Cobarde!, Gallina!, Capitán de la sardina!
junio 2009
L M X J V S D
    Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

  • 283,636 visitas
Web Analytics

A %d blogueros les gusta esto: