14
Ene
10

Haciendo el ridículo en la UE, moncloa lo admite: España sería multada con las sanciones que propone Zapatero


“¿Cuántos días puede permanecer en el aire una cometa española? Unos cuatro, a juzgar por la rapidez con que Alemania y el Reino Unido han derribado la propuesta del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, de crear un mecanismo vinculante para llevar a cabo las reformas económicas en la Unión Europea”. Tony Barber, un veterano periodista británico que durante años fue jefe de la oficina de Financial Times en Bruselas, Francfort y Roma, se refería el martes de esta forma tan gráfica al corto recorrido que ha tenido la propuesta de Zapatero -matizada horas después por los ministros de Exteriores y de Economía- sobre la necesidad de sancionar a los países que se retrasen en el cumplimiento de los objetivos de crecimiento.

Es lógico. Moratinos y Salgado saben que si ese mecanismo vinculante se aplicara en España, este país suspendería el examen, y probablemente con una de las peores notas de la clase. No lo dice la oposición, ni siquiera esos institutos de coyuntura que le amargan las previsiones a José Manuel Campa, el secretario de Estado de Economía. Lo dice la mismísima Oficina Económica del Presidente, que en su última evaluación sobre el grado de cumplimiento del Plan Nacional de Reformas admite que España incumplirá en 2010 más del 90% de los objetivos comprometidos en la Agenda de Lisboa.

Aunque los datos corresponden al año 2008, lo cierto es que en 2009 las cosas no han ido a mejor. Al contrario. Han empeorado de forma relevante. El único objetivo que España cumple se refiere a la convergencia en renta per cápita con la UE a 25, aunque por lo pelos. El objetivo contraído en la capital lisboeta era situar el PIB per cápita en términos de paridad de poder de compra en el 100%, y en 2008 se alcanzó el 100,4%. Pero si España crece este año 2010 por debajo de la media de la UE-25, como proclaman todas las previsiones públicas y privadas, es muy probable que vuelva a situarse ligeramente por debajo de la media. En el resto de políticas, suspenso total.

Tasa de empleo

El objetivo asumido por el Gobierno en el Plan Nacional de Reformas era situar la tasa de empleo de España (número de ocupados en relación a la población entre 15 y 64 años) en el 66% en 2010. Ni que decir tiene que España ha sido el país de la UE con peor comportamiento del mercado de trabajo, y eso explica que en 2008 ese porcentaje se haya situado en el 64%. Pero es que en el tercer trimestre de 2009 –último dato publicado- esa relación se ha desplomado hasta el 60,58%, es decir, más de cinco puntos por debajo del objetivo de Lisboa.

Emisiones de CO2

En la capital portuguesa se fijó que en 2010 las emisiones de gases de efecto invernadero descendieran hasta el 137% (base 100 en 1990). Pero lo cierto es que en 2008 la estimación oficial -incluyendo todo tipos de gases y no sólo el CO2- se sitúa en el 142,7%. Aunque como consecuencia de la recesión la expulsión de gases contaminantes a la atmósfera se ha reducido, no parece probable que se puede cumplir el objetivo.

Estabilidad presupuestaria

Este compromiso es, con diferencia, el más incumplido por las autoridades españolas. El Plan Nacional de Reformas habla de situar la deuda pública en circulación en el 34% del PIB en 2010. Un porcentaje sin duda inalcanzable. Funcas ha estimado que ese año el endeudamiento representará nada menos que el 67,8% del PIB, el doble de lo previsto. Esa previsión es ligeramente superior a la estimada por el Gobierno español.

Plan de Infraestructuras

El Gobierno se había comprometido a aumentar de forma importante la inversión en infraestructuras del transporte. Y en este sentido consideraba posible incrementar la dotación de vías férreas hasta los 35 km por cada 1.000 km2 de superficie. En 2008, sin embargo, se han alcanzado únicamente 30,8 km, muy por debajo del compromiso asumido. En lo que sí España está en condiciones de cumplir es en la reducción del número de accidentes en carretera. El objetivo es bajar la tasa de accidentabilidad un 40%, hasta llegar a 9 víctimas mortales por cada 1.000 millones de pasajeros-km. El último dato disponible es 10,4 víctimas, y en descenso.

Mejora del capital humano

El objetivo de Lisboa era reducir a la mitad –hasta el 15%- la tasa de abandono escolar prematuro. La realidad, sin embargo, es muy distinta. Las últimas cifras oficiales (correspondientes al año 2007)  indican que uno de cada tres estudiantes (el 31%) abandona el colegio después de los 16 años.

Investigación y Desarrollo

Nuevo incumplimiento del Plan Nacional de Reformas, y en este caso de forma evidente. El objetivo era duplicar la inversión en I-D en 2010, hasta situarla en el 2% del Producto Interior Bruto (PIB), En 2008, sin embargo, se alcanzó únicamente el 1,27%…, y a la baja. Los recortes previstos para 2010 tanto por el sector público como por el privado impiden que se pueda cumplir ese objetivo. Lo mismo ocurre con el llamado indicador compuesto para la Sociedad de la Información. El Gobierno había previsto como posible que se alcanzara la media de la UE a 15 (igual a 100) en 2010, pero hoy por hoy ese porcentaje llega únicamente al 85%.

Competencia, regulación y eficiencia económica

En este punto no hay objetivos cuantificables.  El Gobierno se había comprometido a mejorar la posición en los indicadores de competencia, convergiendo con la media europea en los casos en que España se encuentre por debajo. El último índice de Competitividad del World Economic Forum (WEF) situaba a España en el puesto número 33, cuatro posiciones por detrás de la clasificación anterior.

Mercado de trabajo

El Gobierno se había comprometido a aumentar la tasa de empleo femenino hasta alcanzar el promedio de la UE a 15. En concreto, hasta situarse en el 57%. En 2008, se logró el 54,9…., pero también a la baja. La tasa de empleo femenina se situaba en el tercer trimestre de 2009 en el 53,88%, lo que convierte en inalcanzables los objetivos de Lisboa.

Sucede lo mismo con la tasa de empleo juvenil. El objetivo era situarla en el promedio de la UE a 25, es decir un 18,8%, pero lo cierto es que en el tercer trimestre de 2009 (jóvenes con edades comprendidas entre 16 y 24 años) se alcanzaba ya un estratosférico 38,6%.

España, por el contrario, sí está en condiciones de alcanzar el objetivo de reducir la siniestralidad laboral un 15%. El descenso actual es del 14,9%, y con un escenario favorable habida cuenta de que la crisis de la construcción reduce el número de accidente por falta de actividad.

Fuente: Cotizalia

Anuncios

0 Responses to “Haciendo el ridículo en la UE, moncloa lo admite: España sería multada con las sanciones que propone Zapatero”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


No quieres ver la realidad en la que nos encontramos? Cobarde!, Gallina!, Capitán de la sardina!
enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

  • 283,879 visitas
Web Analytics

A %d blogueros les gusta esto: