07
Feb
10

Por qué nos han sentenciado en Europa y lo que se avecina


Los inversores internacionales han decidido ya que la economía española no puede sostener su deuda ni puede recuperar competitividad dentro del euro sin cambios radicales. En la UE se impone la mano dura y no habrá apoyo extra, así que las perspectivas son de más penuria presupuestaria, dinero más caro e inaccesible, pérdidas adicionales para el sector financiero y, por primera vez, tensión social.

Una semana después, Almunia ha puesto el dedo en la llaga sobre que España se parece a Grecia en que ambos pierden competitividad desde que están en el euro y Salgado le ha acusado de imprudente y de no ser capaz a sus años de contenerse y decir simplezas. Eso en público, porque en privado los comentarios en el Gobierno sobre el ex secretario general del PSOE son aún peores.

Por su parte, Botín veía el jueves cómo su propio padre se veía desarbolado por los mercados, que enviaron a las tinieblas al Santander y eso que mantenía altos beneficios -y dividendos- en estos tiempos. En pleno pánico bursátil, Zapatero se encontraba en alarmante inopia en Washington.

¿Cómo han podido cambiar tanto los tres comensales de Davos en apenas siete días? Rebobinemos. El 30 de diciembre, ZP anunciaba que iba a hacer en enero lo que no había hecho desde 2004: un plan de ajuste de las cuentas públicas, una reforma de las pensiones ante el envejecimiento de la población y una reforma laboral. Toma ya. Era el mismo que meses atrás no mostraba preocupación por el déficit y rechazaba las propuestas del Banco de España de alargar la edad de jubilación y de abaratar más el despido.

Tamaño cambio no era fruto de una larga reflexión en el PSOE. No. Lo que pasa es que otros países del euro como Grecia, Portugal e Irlanda han preparado planes también de saneamiento del gasto público en una dura carrera de resultar creíble ante los inversores. Manirroto el último, porque hay que convencer para vender bonos del estado y conseguir financiación.

Así que lo que tocaba era girar a la derecha ante los mercados, no sólo para que el Tesoro pueda pedir prestados los 200.000 millones de euros que necesita este año, sino para contener el llamado riesgo país. El coste de ser de tener el cartel de economía sospechosa de impago.

Demasiado tarde. Salvo en el caso irlandés, en que su Gobierno ha anunciado un recorte del 7,5% del sueldo de sus funcionarios, los mercados no se han creído en general los planes de ajuste de los demás. Tampoco el español. Y menos mal que la Bolsa estaba ya cerrada el viernes, cuando el presidente se limitó a anunciar «líneas de actuación» de la reforma laboral.

La pérdida de confianza es apabullante. Apenas días después de que el Gobierno haya anuncido un recorte de nada menos que 50.000 millones de euros en el gasto público y un endurecimiento sin precedentes en el sistema de pensiones, la prima de riesgo de España no sólo no baja, sino que se acerca a récords. Por eso nos han sentenciado. Ser español significa ahora tener que pagar un punto más que un alemán -pese a estar ambos en el euro- para conseguir dinero prestado, lo que se traduce en 3.400 millones de sobrecoste sólo para el Estado. Los mercados no se fían de que España pueda sostener su deuda ni que logre ser más competitiva sin poder devaluar moneda. No se creen la tasa de paro ni tampoco en que se arregle el drama inmobiliario sin abaratar los pisos.

Las consecuencias ya han comenzado. El Tesoro ha tenido que pagar medio punto más que en la última subasta para poder colocar bonos a tres años. Mal paso para las arcas del Estado, que ya tiene que pagar anualmente casi 25.000 millones de euros al año a pagar intereses, no mucho menos que lo que destina al desempleo. Eso supone un encarecimiento para los bancos, empresas y familias. Por ejemplo, si se consolida ese medio punto que tuvo que soltar el Tesoro son 14.000 millones de sobrecoste para la deuda total, privada y pública de España y un viaje adicional a los bancos y, sobre todo, cajas.

Además, se estropea la argucia de las entidades financieras, que han venido endeudándose en el Banco Central Europeo (BCE) a menos del 1% de interés para luego destinar ese dinero no a dar créditos, sino a comprar deuda pública española al 3%. Dos puntitos limpios al saco. Pero eso suponía apostar que la deuda del Reino de España sería apreciada por los mercados.

Las constructoras temen el recorte inversor que ni José Blanco puede frenar. Y tras el pensionazo y si ZP osa actuar en la reforma laboral, padecerá por primera vez tensión social con los sindicatos.

Los mercados exageran sin duda, pero es lo que hay. ¿Soluciones? Que Angela Merkel anunciara su respaldo a los socios del euro… Pero la línea franco alemana es de mano dura. «Los contribuyentes de Alemania no pagarán por los de Grecia», dice el ministro alemán de Economía, Rainer Brüdele. «Vigilaremos de cerca a Grecia», afirma la ministra francesa Christine Lagarde. «Hay países que han recibido ya muchos fondos de cohesión y es hora de que hagan solos sus deberes», comenta en privado el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet.

Otra solución sería tomar medidas de caballo concretas y cuantificables, pero sin acuerdo con el PP y las autonomías no serían ya creíbles para los mercados.

Queda el cambio de Gobierno. ¿Incorporar ministros socialistas de prestigio? Tras el fiasco de Solbes, las bolsas no creerían ya en una cohabitación de, por ejemplo, ZP y un ministro tipo Mafo. En cambio, la crisis pone a CiU más fácil justificar un pacto con el PP y Rajoy dice en sus contactos con los VIP del país que heredará un erial, pero que puede formar un gobierno creíble en 48 horas. Huele poder y ha tomado nota del apoyo público de Botín al Gobierno, pero también de cómo Isidro Fainé ha eludido en La Caixa hacer lo propio. El PP se anima, pero Rajoy sigue por debajo de ZP a estas alturas en valoración personal.

APOYOS

Garoña, el ATC y ETA

Se acaban de cumplir siete meses desde que el Gobierno anunciara el cierre de la central nuclear de Garoña y un plan de industrialización alternativo para la comarca burgalesa. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, tendría teóricamente una primera oportunidad rápida de reemplazar una inversión por otra. En una zona donde la energía nuclear está aceptada desde hace décadas bastaba con sustituir la central por el Almacén Temporal Centralizado (ATC). Es decir, el ambicioso proyecto del Estado para almacenar los residuos del parque nuclear español y que premia al municipio que lo acoja con una inversión pública de 700 millones de euros, una cifra inalcanzable de otro modo en el actual sistema de financiación local. Pero todo apunta a que los municipios del área de Garoña, próxima al País Vasco, no optan al ATC tras sufrir la repugnante presión en contra de la banda terrorista ETA. Industria lo niega, pero el delicado tema flota en el ambiente.

FG: archivo judicial y pensión

El presidente del BBVA, Francisco González (FG), vuelve a ser protagonista esta semana con dos noticias. Una es que la Audiencia Provincial ha archivado las denuncias del PP y Manos Limpias contra el ex vicepresidente de la CNMV, Carlos Arenillas & company por el escándalo del dossier de 2005 para hundir a FG. La Audiencia cree que el único perjudicado era el banquero y si éste no ha tomado acciones judiciales…La otra noticia es que ganó 5,34 millones en 2009 y se aseguró una pensión de ¡80 millones!. El banco no recibió ayudas del Estado y FG ha tenido gestos: renuncia a 20 millones de pensión, a toda su indemnización por despido, se congela el sueldo…Lo que quiera, pero no enternecerá a nadie en esta dura etapa del país, como tampoco Botín y otros cuando anuncien lo suyo. Pero no hay que poner el foco sólo a los banqueros. FG ganará en 2010 el equivalente a las primas que cobrarán cinco suplentes del Madrid si cae la Liga y la Champions.

¿Emitirá cuotas Rato?

Rodrigo Rato se mostró optimista sobre el futuro en su primer consejo de administración del día 28 y ya más prudente dos días después ante los directivos de la caja al ser informado sobre las limitadas posibilidades de recabar más capital en caso de que la entidad lo necesitara para reforzar su solvencia. Su antecesor, Miguel Blesa, aprovechó a fondo la mayoría de los instrumentos disponibles, incluida la emisión de preferentes y no queda mucho margen. La pregunta es si Rato osará echar mano de lo que él impulsó como ministro: la emisión de cuotas participativas. Aprobó su regulación poco antes de perder las elecciones de 2004, pero sin dotarlas de derechos políticos para no soliviantar a los sindicatos, que temían con ello una privatización. De momento, Rato ni siquiera tiene poderes ejecutivos. Sólo ejerce en funciones a la espera que el próximo día 28 se los confiera una nueva asamblea de la entidad. ¿Y Blesa? Le gustaría seguir en Mapfre e Iberia.

Fuente: El Mundo

Anuncios

1 Response to “Por qué nos han sentenciado en Europa y lo que se avecina”


  1. 1 javier
    8 febrero 2010 en 11:38 PM

    “En una zona donde la energía nuclear está aceptada desde hace décadas bastaba con sustituir la central por el Almacén Temporal Centralizado (ATC). ”

    ¿esto de dende lo has sacado campeón?
    ¿Has visto al lodo de donde está Garoña? ¿has oido hablar de Lemoniz?

    puedes visitar

    http://www.almacennuclear.wordpress.com

    para ver como ha dejado Garoña el Valle de Tobalina y luego vuelve a escribir si el ATC se debe poner en dicho valle.

    No digamos los pueblos alrededor de El Cambril Hornachuelos etc.
    http://www.publico.es/ciencias/291203/nadie/pregunto/almacen/nuclear/puso/aqui/punto

    La energia nuclear no deja mas que pueblos abandonados y el bolsillo de muy pocos lleno.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


No quieres ver la realidad en la que nos encontramos? Cobarde!, Gallina!, Capitán de la sardina!
febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

  • 284,069 visitas
Web Analytics

A %d blogueros les gusta esto: