16
May
10

Una nueva ‘semana negra’ focalizada en España podría poner en peligro a Zapatero


La crisis sistémica del euro no se aplaca pese a la severidad del plan de ajuste español  |  El TC quiere fallar el Estatut en pleno huracán económico, con el plácet gubernamental

Peligran los diques. La dotación de un plan de estabilidad de 750.000 millones para avalar a los países más débiles de la zona euro, la intervención de facto de la política económica española por parte del Directorio Europeo (Alemania, Francia, Benelux y norte de Italia), las llamadas de teléfono del presidente de Estados Unidos y del primer ministro chino al palacio de la Moncloa pidiendo disciplina presupuestaria, y la consiguiente humillación pública de José Luis Rodríguez Zapatero, obligado a varar un plan de ajuste que dinamita su mandato, no han conseguido aplacar a los dioses que habitan en el Olimpo financiero.

Los dioses no son el iracundo Zeus, ni el cruel Saturno. Son los ahorros del jubilado de Munich, del granjero de Arizona y del fabricante de cafeteras de Varese; son los beneficios del petróleo de la cívica Noruega; son ingentes cantidades de dinero que cada día orbitan varias veces alrededor del planeta Tierra en busca de rentabilidad, de acuerdo con las reglas del juego existentes. Cuando apostaban por el jugoso negocio inmobiliario español se les llamaba, respetuosamente, “inversores extranjeros”. Ahora tienen dudas sobre la estabilidad futura del euro, sobre la solvencia de la deuda pública acumulada por los estados y sobre la capacidad de España de aplicar los ajustes anunciados el miércoles.

Las bolsas vivieron ayer una nueva jornada aciaga. Puede ser un espasmo irracional, puede obedecer al descuento de una perspectiva de menor crecimiento económico como consecuencia de los ajustes, o puede ser una nueva señal de desconfianza en el mando político. Los diques tiemblan y exigen más señales de solvencia. Otra semana semana negra focalizada en España podría poner en peligro la continuidad de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno. No es una afirmación alegre. No es una especulación exagerada. Es un dato de la realidad.

El Gobierno español deberá superar la próxima semana nuevos exámenes. Los próximos días 17 y 18 presentará el nuevo plan de ajuste a la Comisión Europea, previsiblemente acompañado del techo de gasto presupuestario para el 2011 y el nuevo cuadro macroeconómico. Es decir, todas las cartas de navegación disponibles. Durante la semana se conocerán los datos detallados de la Contabilidad Nacional referidos al primer trimestre del año. Y el ministro de Fomento, José Blanco, detallará en el Congreso qué obras públicas van a ser aplazadas o suspendidas (Que Dios se apiade del eje mediterráneo).

En plena tormenta económica, con más de medio país en vilo y la atención concentrada en los recortes, la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, ha convocado para el miércoles 19 sesión plenaria del Alto Tribunal. Objetivo: intentar coagular, esta vez sí, una sentencia restrictiva del Estatut de Catalunya. La Vanguardia está en condiciones de afirmar que la convocatoria cuenta con el plácet gubernamental. Caben dos interpretaciones: se trata de poner a prueba la capacidad del nuevo ponente, el magistrado Guillermo Jiménez, para dar la mayoría al bloque conservador; o se pretende una sentencia de mayoría variable, votando artículo por artículo. He ahí otro dato de la realidad: el Estatut de Catalunya puede ser cercenado 24 horas antes que el Consejo de Ministros apruebe los decretos del plan de estabilización exigido por el Directorio Europeo.

Los diques tiemblan y la política se tensa. Convergència i Unió relanzó ayer la idea de un gobierno de concentración para llevar los ajustes necesarios, sin Zapatero al frente. Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida coordinaron ayer sus mensajes. Expresan la opinión de muchos de sus votantes y buscan que el PSC salga en defensa de Zapatero, figura declinante en Catalunya.

Para la izquierda sentimental fue ayer un día triste. El mitificado juez Baltasar Garzón resultó apartado, provisionalmente, de la carrera judicial. Aires de derrota gubernamental. Zapatero, sin embargo, no tira la toalla. Busca escenarios de normalidad y prestancia. El presidente ha pedido ser recibido por el Papa de Roma como presidente de turno de la Unión Europea. La audiencia vaticana tendrá lugar en junio.

Fuente: La vanguardia

Anuncios

0 Responses to “Una nueva ‘semana negra’ focalizada en España podría poner en peligro a Zapatero”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


No quieres ver la realidad en la que nos encontramos? Cobarde!, Gallina!, Capitán de la sardina!
mayo 2010
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

  • 283,784 visitas
Web Analytics

A %d blogueros les gusta esto: