22
Mar
11

Diez sombras sobre la gestión de Tepco en la crisis nuclear de Fukushima


Once días después del terremoto de Japón y la crisis nuclear desatada tras los daños en la central de Fukushima, se acumulan las dudas sobre la gestión de la compañía Tepco (Tokyo Electric Company) y su transparencia a la hora de suministrar todos los datos. La compañía falseó informes, se saltó algunas inspecciones y no tuvo en cuenta algunos riesgos. El alcance de las irregularidades deberá ser aclarado cuando acabe la lucha contra los daños en los reactores.

La gestión de la compañía propietaria de la central nuclear de Fukushima (Tepco) ha sido puesta en cuestión en repetidas ocasiones desde que comenzara la crisis nuclear tras el terremoto del pasado 11 de marzo. Mientras los trabajadores arriesgan sus vidas por minimizar la fuga radiactiva, diferentes fuentes apuntan a la falta de transparencia de los directivos (el propio primer ministro nipón tuvo que llamar a la empresa al orden para que le mantuvieran informado), y a los comportamientos irregulares en las inspecciones del equipamiento, incluidos los generadores de electricidad engullidos por el tsunami.

A falta de una investigación independiente que determine si se siguieron correctamente todos los protocolos de seguridad y hasta qué punto llega la responsabilidad de la empresa en lo sucedido, éstas son algunas de las principales dudas que surgen sobre su gestión:

1. ¿Retrasó la inundación de los reactores con agua de mar? El diario The Wall Street Journal publicaba hace unos días varios testimonios desde dentro de la propia compañía que afirmaban que Tepco había retrasado el momento de inundar los reactores con agua del mar porque esto supondría darlos por perdidos con la consecuente pérdida económica. Algunos técnicos nucleares estadounidenses apuntaban en The New York Times que este retraso pudo ser crucial en el desarrollo de los acontecimientos, puesto que habría sido más sencillo refrigerar y habría habido menos riesgo de explosión por acumulación de hidrógeno. Fuentes técnicas de una central nuclear española nos indican, sin embargo, que la decisión de inundar con agua de mar los reactores no es tan sencilla puesto que es difícil saber cómo iban a reaccionar la sal y los minerales a la temperatura que tenía el núcleo.

2. ¿Ocultó información sobre los residuos y las piscinas de combustible? En sus últimos dos informes, el Consejo de Seguridad Nuclear español, que recibe la información del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), asegura que “Fukushima dispone de una piscina de almacenamiento de combustible gastado, común para todos los reactores, con capacidad de unos 6.800 combustibles y sobre lo que no se había suministrado información hasta ahora”. Fuentes técnicas españolas aseguran que si esta piscina de combustible gastado ha funcionado correctamente durante el tiempo que ha durado la emergencia, no es estrictamente necesario informar sobre su estado.

En cualquier caso parece que la compañía forzó la capacidad de la central para almacenar residuos por encima de los límites para los que había sido diseñada. Se reformaron las piscinas junto a los reactores para aumentar su capacidad para almacenar residuos y se construyó una piscina extra.

3. ¿Se avisó al ejército demasiado tarde? Aunque la crisis comenzó a desatarse desde el momento en que tsunami arrasó los generadores eléctricos de la central, el viernes, el ejército japonés no intervino para enfriar los reactores hasta el miércoles. Un portavoz de los militares, según TWSJ, aseguró que no intervinieron antes porque Tepco no lo había requerido.

4. Tepco se saltó las inspecciones y se prorrogó un reactor antiguo. Dos semanas antes del terremoto, la compañía Tepco admitió no haber realizado la inspección de 33 piezas de los seis reactores de la central. Las inspecciones programadas incluían el motor y un generador de respaldo del reactor 1. La agencia nuclear japonesa aseguró que no creía que hubiera riesgo inmediato para la seguridad como consecuencia de que Tepco se saltara estas inspecciones. Aún está por determinar si este hecho ha tenido alguna influencia en el desarrollo de los acontecimientos posteriores.

Además de las irregularidades en las inspecciones, justo una semana antes del tsunami, informa The New York Times, el gobierno aprobó una prórroga de diez años para el más antiguo de los seis reactores de Fukushima I, a pesar de los avisos sobre su seguridad. Los inspectores detectaron grietas en los generadores diesel del reactor número 1, que le hacían vulnerable a la corrosión por el agua del mar y la lluvia. La decisión de extender la vida del reactor pone el foco en las relaciones de “conveniencia” entre los dueños de la central y las autoridades regulatorias.

5. ¿Dónde está el CEO? El máximo responsable de la compañía Masataka Shimizu, lleva desaparecido de los medios desde que comenzara la crisis nuclear, según informa Reuters. La última aparición fue el sábado, para hacer una breve declaración lamentando los daños, pero desde entonces no ha vuelto a dar la cara. Entre la población se han despertado algunas críticas por dejar el trabajo duro de dar explicaciones a sus subordinados.

6. ¿Conocían el riesgo por terremotos? Según varios cables de Wikileaks publicados por el diario británico The Telegraph, Japón fue advertido hace más de dos años por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de que las centrales nucleares no eran capaces de resistir terremotos de gran alcance. Las reformas que ofreció el gobierno japonés preveían un temblor de magnitud 7 en la escala Richter. El seísmo del 11 de marzo llegó a la intensidad 8,9.

7. Irregularidades anteriores: falsificación de informes y ocultación de incidentes. En agosto de 2002 el gobierno de Japón desveló que Tepco había falseado sistemáticamente durante doce años las incidencias y los informes técnicos. Como consecuencia, los 17 reactores de sus plantas nucleares fueron cerrados para una inspección y el escándalo costó el puesto a sus principales directivos. En 2007, la propia compañía anunció que una investigación interna había desvelado un gran número de incidentes de los que no se había informado y que no se habían conocido en la investigación de 2002.

En 2007, un fuerte terremoto afectó a la central de Kashiwazaki-Kariwa y Tepco aseguró en principio que no se habían producido fugas radiactivas, pero días después admitió que había vertido agua contaminada al mar.

8. Errores en la construcción. Shiro Ogura, un ingeniero que participó en la construcción de la central de Fukushima, denunció hace unos días, según informaba ABC, que se habían cometido “errores fundamentales” en los planos y trabajos de la central. El ingeniero aseguró que se limitaron a copiar el proyecto de General Electric y ni los reactores ni la planta fueron diseñados contra terremotos o tsunamis.

9. Un asunto sucio: “esclavos nucleares”. El accidente de una planta de reciclado en Tokaimura en 1999 sacó a la luz una siniestra realidad: algunas empresas estaban contratando mendigos para las tareas de limpieza más peligrosas en las centrales sin informarles del peligro que corrían. En 2003, una investigación del periodista David Jiménez desvelaba que algunas de estas prácticas se habían realizado en la planta de Fukushima I.

10. La verdad sobre los héroes de Fukushima. Más de 200 trabajadores de la central luchan a contrarreloj por controlar la situación de Fukushimas. A estos operarios se les ha llamado “héroes” y se ha asegurado que se trataba de mano de obra especializada. Algunos testimonios, como el publicado por el diario The Guardian este lunes, apuntan a que no todos ellos son los “especialistas” de los que nos han hablado, sino gente sin preparación que ha acudido a su puesto por necesidad o responsabilidad.

 

Fuente: La información


1 Response to “Diez sombras sobre la gestión de Tepco en la crisis nuclear de Fukushima”


  1. 1 MANUEL(UNO)
    22 marzo 2011 a las 9:34 PM

    Capitan,

    Buenas noches,

    Lo primero recibe un fuerte abrazo,

    Mira, no se que pensar acerca de lo que está ocurriendo en la central nuclear de Japón.

    Personalmente, cuando las noticias cambian de signo continuamente, la experiencia me dice que

    la cosa (la que sea) no va bien.

    Ojala esta gente pueda parar todo esto lo antes posible, para su bien y para el de todos.

    Manuel


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


No quieres ver la realidad en la que nos encontramos? Cobarde!, Gallina!, Capitán de la sardina!
marzo 2011
L M X J V S D
« Ene   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

  • 283,063 visitas
Web Analytics

A %d blogueros les gusta esto: