26
Mar
11

La bomba de relojería en Fukushima: habla uno de los ingenieros


Ha sido sólo una cuestión de tiempo antes de que alguien tuviera la conciencia necesaria para desvelar al mundo que, además del masivo encubrimiento que se está desarrollando con respecto a la verdadera gravedad de la catástrofe de Fukushima, el plan real en sí mismo, tomado del libro de estilo de BP, fue diseñado a toda prisa, usando atajos en costes y ahorro en horas de trabajo y el resultado final ha sido una verdadera “bomba de relojería”. Bloomberg acaba de publicar un informe que, de ser confirmada la información, debería llevar al inmediato harakiri de los ejecutivos de Hitachi responsables por este acto de traición sin precedentes contra los ciudadanos japoneses.

Cito a Bloomberg:

“Uno de los reactores en la planta nuclear mal-funcionante de Fukushima podría haber estado soportado por acero con imperfecciones para contener la radiación de su núcleo, de acuerdo a un ingeniero que ayudó a construir el vaso contenedor hace cuatro décadas. Mitshuhiko Tanaka dice que ayudó a ocultar un defecto de fabricación en el tanque de acero de 250 millones de dólares instalado en el reactor n4 de la central DaiChi de Fukushima cuando trabajaba para una unidad de Hitachi Ltd en 1974. El reactor, que Tanaka ha llamado “bomba de relojería” , estaba cerrado por obras de mantenimiento cuando el 11 de marzo un terremoto levantó un tsunami de olas de 7 metros que dejó fuera de funcionamiento los sistemas de enfriamiento en la planta, lo que llevó a explosiones y a fugas radiactivas…”¿Quién sabe lo que habría ocurrido si el reactor hubiera estado funcionando en esos momentos?”. Tanaka, que dejó la industria nuclear después del desastre de Chernobil, dijo en una entrevista la semana pasada “No tengo ni idea de si podría haber soportado un terremoto como este porque tiene un reactor con una falla en su interior”. Lo que viene a continuación es el angustioso relato de una operación de ocultamiento relacionada con el único reactor que estaba por suerte vacío cuando ocurrió la catástrofe. Sólo podemos imaginarnos qué historias de horror comparable emergerán en los próximos días si salen a la luz otros informadores y desglosan que los reactores 1 y 3 (que por desgracia sí tienen combustible radiactivo en sus reactores) pasaron por procesos de control de calidad igualmente “rigurosos”,  lo que les convertiría en similares bombas de relojería esperando sólo la señal para ponerse en marcha (y probablemente ya lo han hecho, pero dado que la verdad es lo último que la opinión pública conoce, sólo es posible especular sobre ello).

 

Más sobre esta triste historia de corrupción criminal e incompetencia desde la base al vértice de la estructura. Cito a  Bloomberg:

“Las alegaciones de Tanaka, que él asegura que puso en conocimiento del Ministerio de Comercio de Japón en 1988 y narró en un libro dos años después llamado “Por qué el poder nuclear es peligroso”, han vuelto a emerger tras el peor accidente nuclear de Japón del que se tiene noticia. El reactor n4 sufrió explosiones e incendios que se extendieron desde unidades adyacentes a medida que la crisis se agudizaba.

El portavoz de Hitachi Yuichi Izumisawa dijo que la empresa se reunió con Tanaka en 1988 para discutir el trabajo que hubo de hacer para reparar una fisura en el contenedor del reactor y concluyó que más allá de esto, no había problemas de seguridad. “No hemos revisado nuestra visión desde entonces”, dijo  Izumisawa.

Kenta Takahashi, de la Agencia de Seguridad Industrial y Nuclear del Ministerio de Comercio dijo que no podía confirmar si su predecesor en la Agencia para Recursos Naturales y Energía había llevado a cabo una investigación sobre las reclamaciones de Tanaka. Naoki Tsunoda, portavoz del  Tokyo Electric Power Co., dueño de la planta , alegó que no podía comentar al respecto.

Tanaka, que dice que él lideraba el equipo que construyó el contenedor de acero, estaba en su apartamento de Tokio cuando tuvo lugar el mayor terremoto de Japón en la historia y que barrió la costa el 11 de marzo, agitando los edificios de la capital de la nación.

“Abracé a mi mujer y así nos quedamos”, “pensé que era el final”.

Pero para Tanaka, la pesadilla se intensificó el día siguiente cuando una serie de explosiones tuvieron lugar en el reactor que él había ayudado a construir. Desde ese momento, los riesgos de fugas radiactivas aumentaron, aunque los trabajadores han hecho todo lo posible por llevar la planta bajo control.

Aquí está la razón por la que no deberíamos confiar en nada que salga de los responsables de TEPCO y de todos los  expertos que ahora confían en lo que ya es información certificadamente falsa:

Tanaka dice que el contenedor de presión del reactor   de la unidad nº 4 de Fukushima salió dañado de la fundición en Kure City, en la prefectura de Hiroshima, algo que ocurrió en el último paso en el proceso de fabricación que llevó dos años y medio y un coste de decenas de millones de dólares. Si se hubiera descubierto el error, la empresa podría haber ido a la bancarrota.

Dentro de un horno de explosión del tamaño de un hangar de pequeños aeroplanos, el contenedor de presión del reactor había sido tratado por última vez para eliminar stress de soldadura. El cilindro, de 2o metros de alto y 6 metros de diámetro, fue calentado hasta más de 600 grados celsius (1112 grados Fahrenheit) una temperatura que reblandece el metal.

Los tirantes (suspensores) que se habían colocado dentro durante el acabado fueron o bien olvidados o cayeron dentro cuando el cilindro fue llevado al horno. Después del enfriado del contenedor, los trabajadores encontraron que sus paredes se habían combado (retorcido), dijo Tanaka.

El contenedor se había estrechado así que su altura  y anchura eran diferentes en más de 34 milímetros lo que significaba que, según las normativas y regulaciones nucleares, debería haber sido llevado a la chatarra. Pero en lugar de sacrificar años de trabajo y riesgo para la supervivencia de la empresa, el jefe de Tanaka le pidió que diera forma de nuevo al contenedor de manera que nadie pudiera saber jamás que había estado dañado. Tanaka había estado trabajando como ingeniero para la división de reactores nucleares de la empresa y era conocido por sus buenas capacidades como programador.

Así que se ahorraron miles de millones a Hitachi y se pusieron a millones de personas en riesgo.

“Ahorré a la empresa miles de millones de yenes”, dijo Tanaka, que dice que le dieron por ello 3 millones de yenes y un certificado de reconocimiento por su “esfuerzo extraordinario”. “En ese momento, yo me sentía como un héroe”, dice Tanaka.

Durante un mes, Tanaka dice que hizo una docena de viajes nocturnos a la oficina de  International Business Machines Corp a 20 km de Hiroshima donde empleó una supercomputadora para diseñar la reparación.

Cubriendo las mentiras con una sábana, sobornos con golf y vacaciones.

Mientras tanto, los trabajadores cubrieron el contenedor dañado con una sábana, dijo Tanaka. Cuando Tokyo Electric envió a un representante para chequear el proceso de fabricación, Hitachi le distrajo con salidas y cenas, según Tanaka. En lugar de inspeccionar el contenedor, empleron el tiempo jugando al golf y en lugares de descanso, dijo.

“El tipo no hubiera sabido qué estaba mirando, en cualquier caso”, dice Tanaka “La gente en la instalación no tiene ni idea de cómo están fabricadas las partes”.

Después de un mes de modelamiento por ordenador, Tanaka encontró una forma de usar herramientas para devolver la forma a la pared hundida. Tendría el aspecto de que nada hubiera ocurrido, nadie sabría qué efecto tendría la reparación en la integridad del contenedor. 36 años más tarde, el contenedor de  presión del reactor es el elemento clave para la defensa del núcleo del reactor n4 de Fukushima.

“Estos procedimientos, como son descritos, están muy alejados del ideal, especialmente para un componente crítico como éste” dijo Robert Ritchie, profesor de Ciencia de los Materiales e Ingenieria en la Universidad de Berkeley, en California, en una conversación telefónica. “Dependiendo del tamaño de la deformación del contenedor, podría llevar a una fisura local en algunas de sus soldaduras”.

“El padre del Chernobil japonés”

Después de la fusión en Chernobil en 1986, se le pidió a Tanaka narrar en una película rusa que documentaba el desastre. Un equipo de filmadores soviéticos había estado rodando una película de 3o horas dentro de la planta, acercándose mucho al núcleo dañado. El director de la película murió de envenenamiento radiactivo un año después del rodaje. Cuando vio la película, Tanaka sufrió una crisis.

“De repente, me encontré sollozando y empecé a pensar de verdad en lo que yo había hecho”·, dijo Tanaka, “pensé que podría pasar a la historia como el padre del Chernobil japonés”.

Dos años después Tanaka dice que fue al Ministerio de Comercio a reportar el encubrimiento en el que él había estado involucado una década antes. El gobierno se negó a investigar e Hitachi negó sus acusasiones, dice Tanaka.

Todo el mundo miente

“Dijeron en el gobierno que si Hitachi decía que no lo había hecho, entonces no habría problema” dijo Tanaka. “Las empresas no siempre dicen la verdad”.

 

Así que…¿ todavía hay alguien que crea algo de lo que se está diciendo sobre Fukushima?.

¿Todavía hay alguien que crea que verter agua (salada) sobre reactores super-calientes desde camiones de bomberos irradiados que nada pueden hacer podrán conseguir algo en absoluto?

 

Traducción de Trinity a Tierra

 

Fuente: Trinity a tierra

 


0 Responses to “La bomba de relojería en Fukushima: habla uno de los ingenieros”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


No quieres ver la realidad en la que nos encontramos? Cobarde!, Gallina!, Capitán de la sardina!
marzo 2011
L M X J V S D
« Ene   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

  • 283,063 visitas
Web Analytics

A %d blogueros les gusta esto: